5/6/16

LOS COLORES DEL MÁRKETING.

Como habéis visto en el título, todo va a girar en torno a los colores del márketing publicitario destinado a las madres (generalmente somos nosotras las que nos encargamos de comprar las cosas de la higiene personal y familiar). 
Por eso este post tiene dos partes:
- Una queja (1).
- Una recomendación (2).

Todo empieza (1) cuando veo en la tele ese anuncio preciosísimo, y súper de princesas de una archi conocida marca de champús infantiles vale,va, sin rodeos, Johnson's Baby. Me quedo un poco alucinado de la manera en la que enfocan el tema OMG.
Porqué claro es un champú que sólo lo pueden utilizar las princesas de las casas (interprétese como las niñas de las casas/familias) como es un bote de champú de color rosa...

Porqué claro, que no os lo he comentado, este champú es para crear brillo en la melena de las niñas.

¿Ah, pero es qué no hay niños con pelo larguito y que también son merecedores de tener brillo?
Pues según Johnson's Baby, no.
Pues según yo, sí.

Y ante tal mala y sexista campaña de márketing, me fui a una perfumería a comprarle a mi niño el champú para darle brillo a su pelo rizado y rubio. Quería comprobar personalmente si era verdad el tal deslumbrante y espectacular resultado.

Y aquí viene mi opinión (2):
- Deja un pelo súper suave, ya que contiene aceite de argan.
- Y por supuesto el resultado del brillo es muy bueno.

P.D: Mi consejo (hablo por experiencia propia) es que si utilizáis el clásico, el amarillo, y notáis el pelo de vuestro hijo/a reseco (eso se deberá a la manzanilla o lo que sea que lleve) os cambiéis, si os gusta esta marca, a este rosa ya que por el resultado es merecedor de ser comprado.
Pero siempre reivindicando que los champús no entienden de sexo.











4 comentarios:

  1. Gracias por el champú! La verdad que cuesta elegir entre tantos

    ResponderEliminar
  2. Pues fíjate que yo me apunte a una promoción que hizo madresfera de ese champú tan rosa para que mis príncipes tuvieran el pelo taaaaaan bonito y brillante como las princesas. Y fui seleccionada aún sabiendo que tengo dos chicos. Pero al final no pude ir porque tenía una historia del trabajo y no me había dado cuenta de que coincidía. A pesar del rosa, tan rosa, tiene en cuenta también a los príncipes ;)

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo contigo, aunque asumir que el rosa es de niñas también es algo sexista desde mi punto de vista. Obviamente lo han hecho con esa idea, pero en nuestra mano está enseñarle a nuestros hijos que pueden usar cosas rosas sin problema ninguno ��
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Claro que sí...dejemos de etoquetar colores con género....

    ResponderEliminar