18/3/16

QUÉ ES LA ACETONA EN NIÑOS, EL POR QUÉ Y CÓMO TRATARLA.

La verdad es que nunca había escuchado hablar de la acetona hasta hace varios meses cuando una compañera de trabajo me comentó lo que le pasó a su hija pequeña.
El dato que más me impactó, y ella nos recalcó por sí nos sucedía con nuestros hijos, fue lo del mal aliento. Pues ahí se me quedó el dato.

La cuestión es que hace varias semanas, mi hijo un día empezó a vomitar sin apariencia ninguna de ningún otro síntoma (empacho...). Veía a mi hijo débil, muy cansado y sólo hacía que vomitar. Y zas... el mal aliento. Al llevarlo a su pediatra, lo examinó y "le hizo una tira de acetona" que dió positivo pero en la zona de menos color (un rosa pálido). Me dijo que le hidratara, siempre con sorbitos cortos, y que que le podía dar alguna chuche para que el azúcar le subiera.
Aquello me llamó la atención dado, como ya os he contado más arriba, que nunca había sabido de la acetona y sus síntomas. 
Y todo esto, hasta hace varios días que de nuevo los síntomas volvieron a llegar.

Empezaré explicando las cosas desde el principio :
¿Qué es la acetona?
La  acetona es una sustancia que produce el cuerpo cuando los niveles de glucosa en sangre son mínimos, y tiene que tirar de la grasa del mismo para funcionar en los niveles correctos de actividad.

¿Cuáles son sus síntomas?
Cansancio excesivo, mucho sueño, mal estar general , mal aliento (tipo a una manzana muy madura o pasada) , boca seca, fiebre y vómitos.

¿Por qué ocurre?
Los niños son un no parar y gastan energía  muy rápidamente, por este motivo al necesitar de azúcares de larga duración sus reservas se gastan y el mismo cuerpo recurre, para su actividad física, a las grasas.
A uno de los componentes que recurre el cuerpo es a la acetona, que es producida por el hígado y de ahí el mal aliento y un olor característico en el pipi.
Otro causante también puede ser una dieta excesiva en grasas saturadas y/o que el pequeño haya pasado muchas horas en ayuno.

¿Cómo tratarla?
En primer lugar es el ir parando el vómito e hidratar. Esto se hace con suero (puede comprarse en la farmacia) que el pequeño ha de beber en pequeños sorbos para evitar que vuelva a lo mismo.
Una vez recuperada la hidratación, poco a poco se le introducen, de nuevo, los alimentos habituales en la dieta y la acetona desaparecerá. 
No hay que decir que si los síntomas no desparecen de vuelta al pediatra.

Así que ya sabiendo como tratarla, así estamos haciendo. 



3 comentarios:

  1. Espero que tu niño este mejor yo me asusté mucho la primera vez que le pasó hay que controlar la alimentación sobre todo,aunque no es grave si baja mucho el azúcar te pueden dar un buen susto. Gracias por la información!!

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante Regina, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  3. Recuerdo de pequeños mi hermano siempre tenía acetona! Pobre!

    ResponderEliminar