29/3/16

LAS PULSERAS SEA-BAND PARA NIÑOS.

No sé si a alguno de vosotros os ha pasado que en cuanto os habéis subido al coche para hacer, ya no digo un viaje largo sinó un paseo o un pequeño recorrido para salir de la rutina, vuestro hijo se ha empezado a quejar de que se mareaba, o lo habéis notado nervioso porqué no le gusta ir en coche. 
Pues ese es nuestro caso con mi hijo. Creo recordar que todo empezó alrededor de los 15-18 meses. Vamos que era subirse al coche y empezar a ponerse blanco, blanco... y decir a su manera que quería devolver, y claro...ya os imagináis el final.
Pues cada vez que queríamos ir con el coche a algún sitio, pues ya os podéis imaginar mi bolso como iba : bolsas de plástico, mudas de recambio, juguetes... vamos que perfectamente podía pasar por el de Mery Poppins. Hasta que, por no hacerle pasar un mal rato, dejamos de salir en trayectos de coche. 
Luego alrededor de los 24 meses le empezamos a dar el tan conocido medicamento para los mareos en versión infantil, que la verdad iba bien, pero no deja de ser un medicamento como tal.

Pues bien, harta ya de "dopar" a mi hijo decidí preguntar a una conocida que tiene una tienda de productos ecológicos, si sabía de alguna cosa natural para el mareo en niños. Y me sugirió estas pulseras, aunque realmente no sabía de su efectividad dado que no las había empezado a vender (he sido el conejillo de índias).
Incrédula, al principio, le puse las pulseras a mi hijo para un trayecto de unos 10 km de distancia de mi casa para probar su efectividad. Y tachán... mi hijo no se mareo ni se autogestionó para provocarse la angustia.
Las pulsera Sea-Band, como veis en la foto, tienen un circulito que tiene que ponerse justo en un punto estratégico: el punto Neiguan. Este lo que hace es presionar dicho punto y eliminar los indeseables malestares del mareo en movimiento, en el caso de los niños. Además no tienen efectos secundario, ni contienen ningún componente por lo tanto son inocuas.
Y por si se ensucian, no os preocupéis porqué pueden ir directas a la lavadora sin perder su botoncito.
Además, con ponerlas (se ponen las dos, una en cada muñeca) pocos minutos antes de subir al coche ya hay suficiente, dado que lo importante es la presión que se ejerce en el punto Neiguan.

Sólo os puedo decir que realmente si las colocáis así vuestros viajes en familia darán un giro de 180º, ya que no sufrirán vuestros hijos con el malestar de los mareos, ni vosotros de rebote.
Por cierto, ahora son ellas las que ocupan sitio en mi bolso.

1 comentario:

  1. Los míos no se marean pero voy a comentárselo a unos amigos q sus niños pasan malos viajes. Me parece una muy buena idea.

    ResponderEliminar