9/5/15

CUANDO LOS BESOS DE UNA MADRE LO CURAN TODO.

De sobra sabemos que a nuestros hijos les gusta, mejor dicho les encanta correr, porque si por ellos fuera hasta volarían, y claro, tanta velocidad tiene sus consecuencias cuando uno resbala o no frena a tiempo : golpe al canto. Y hay estamos nostras, que dependiendo del ruido hasta saltamos de la silla. Personalmente lo primero que hago, o normalmente lo que primero me pide mi hijo es que le de un beso tras otro, tras otro, tras otro... justo en el golpe. ¿Será magia, amor, intención...? De todo un poco, porque los ingredientes que se cuecen en el caldero de la maternidad dan para todo.
Es curioso como se siente ellos cuando les besas el golpe : instantáneamente o al poco tiempo el dolor causado por el golpe (o el susto) desaparece milagrosamente. Qué si, que ya sabemos que realmente nuestros besos nos curan, pero si alivian y confortan la sensación de malestar. 
Por supuesto, si es necesario, luego ya aplicaremos el roll-on de árnica (que la mayoría llevamos en el bolso) porque realmente ese es el remedio más efectivo ante los moratones causados por esa caídas infantiles.

"Sana sana, culito de rana, sinó sanas hoy sanarás mañana". Os suena ¿a qué sí? Es que nuestra madres (o padres o abuelos) ya predicaban con los besos sanadores cuando nos caíamos en el parque. ¿Por qué, será ley de vida que nos caigamos en la infancia y luego un milagroso beso nos cure el espanto y/o el golpe, verdad? Supongo, y claro ahí estarán nuestros labios para besar tantos golpes como sea necesario para que nuestros hijos sigan sintiendo alivio inmediato.

Y por supuesto, sólo nos queda tener paciencia, que luego los papeles ya se invertirán y serán ellos los que curen sin pensar.






9 comentarios:

  1. Tienes razón Regina, los besos de las mamis suelen ser mágicos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, verdad. Será que no queremos ver sufrir a nuestr@s hij@s, somos mamás.

      Eliminar
  2. Siiii son besos mágicos!! ������

    ResponderEliminar
  3. Que bonito! Los besos son magia pura. A mi peque tbn le calman, es verlo llorar y decirle ven que te doy un beso, y acude de inmediato y ya no llora mas 😍 Bello post guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mío hace igual. Es que creo que les reconforta muchísimo el beso de mamá tras el golpe.
      Besos!

      Eliminar
  4. Oh!!!! que bonito, y que razón tienes :) Ni barrita mágica ni nada, un besote bien gordo de mami y ya está todo curado, penas incluídas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo... Un súper beso y listo, el susto y el dolor se esfuman.
      Besos!

      Eliminar
  5. Las mamás tenemos besos mágicos, jeje. Y el "cura sana, culito de rana" es mano de santo. A mi hijo mayor le deja como nuevo :))

    ResponderEliminar