24/5/14

LOS PEQUEÑOS GRANDES MOMENTOS.

El que mi hija de, nueve años, me espere los viernes  por la noche a que llegue del trabajo, a las 22:30h, no tiene precio.
El que mi  hija se suba en mis rodillas mientras ceno, me encanta ( aunque pese un poco).
El que ella quiera que la acompañe en su cama hasta que se duerma, me llena de gozo.
Mirarla y ver esos increibles ojos marrones que me dicen que no lo estoy haciendo del todo mal, es increible.
Sólo pienso que hay que aprobechar todos esos grandes momentos , porqué la vida pasa y los instantes siempre se recuerdan.
Momentos que para ell@s (y nosotr@s) son muy importantes, me encanta compartir con ella risas, juegos o bailes.
La vida te da esa oportuniudad mágica de ser de nuevo un niño y que mejor forma que con nuestr@s hij@s.
Siempre queremos mejorar, pero los momentos mágicos donde habla el corazón son los que realmente indican la verdad.

3 comentarios:

  1. Que bonito¡¡¡ esos momentos que ellos nos dan, no los vamos a encontrar en nadie más.

    ResponderEliminar
  2. Nuevamente precioso :) que hermoso es disfrutar de esos momentos por q ellos crecen muy rápido :)

    ResponderEliminar
  3. Qué bonito :)
    Tienes toda la razón del mundo, hay que aprovechar cada instante con ellos. Cada momento que compartimos con ellos es un tesoro.
    Me ha encantado lo que has dicho de que la vida nos da una oportunidad para volver a ser niños, jugar con ellos e involucrarte en su mundo es muy especial :)

    ResponderEliminar